Bélgica y Marruecos reafirman sus relaciones bilaterales; Bruselas respalda la autonomía del Sahara marroquí

0
52

Rabat, Marruecos. Abr. 16, 2024, (MAP) – Marruecos y Bélgica se congratularon, este lunes en Rabat, de la dinámica de sus relaciones bilaterales, reafirmando su voluntad compartida de profundizarlas aún más con el fin de establecer una asociación estratégica orientada hacia el futuro, a la altura de las expectativas y potencialidades que existen entre los dos países para hacer frente a los desafíos actuales y futuros.

En una declaración conjunta, adoptada al término de la 3ª reunión de la Alta Comisión Mixta de Partenariado Marruecos-Bélgica, copresidida por el jefe del Gobierno, Aziz Akhannouch, y el primer ministro belga, Alexander De Croo, las dos partes expresaron también su voluntad de reforzar los intercambios comerciales y las inversiones, y de cooperar en materia de cambio climático, transición energética mediante el desarrollo de energías renovables y moléculas verdes, así como en la gestión del agua, las infraestructuras y el transporte.

Los dos jefes de gobierno se han felicitado asimismo por el diálogo político regular, como lo demuestra la visita a Marruecos de la ministra de Asuntos Exteriores, Asuntos Europeos, Comercio Exterior e Instituciones Culturales Federales, Hadja Lahbib, el 20 de octubre de 2022, al término de la cual fue adoptada una declaración conjunta entre ambos países.

En el plano legislativo, las dos partes subrayaron la importancia de la cooperación parlamentaria, que desempeña un papel esencial en el refuerzo de las relaciones bilaterales, al tiempo que animaron a las instituciones legislativas de los dos países a intensificar su colaboración, en particular mediante la creación de un Foro Parlamentario Conjunto que constituya un espacio de diálogo e intercambio.

Akhannouch y De Croo hicieron hincapié en su voluntad de desarrollar más todavía la asociación económica, en particular alentando a las empresas belgas y marroquíes a explorar las oportunidades de inversión que ofrecen ambas partes, en particular a través de la nueva «Carta Marroquí de Inversión», la «Oferta Marruecos» relativa al hidrógeno verde y los proyectos estructurantes previstos con vistas a la organización del mundial de 2030, así como las oportunidades que ofrece Bélgica como socio en la transición energética, la economía circular y otros ámbitos de interés común.

En este contexto, reafirmaron su voluntad de seguir reforzando la cooperación en el ámbito de la transición energética.

Igualmente, los dos responsables se felicitaron de la celebración de un Foro Empresarial, el 16 de abril en Casablanca, que permitirá a los operadores económicos de ambos países explorar las numerosas oportunidades comerciales y de inversión que ofrecen Marruecos y Bélgica. Asimismo, destacaron la cooperación al desarrollo que mantienen desde hace tiempo ambos Reinos en numerosos ámbitos, así como por la firma, en febrero de 2024, del convenio específico del programa de cooperación 2023-2028, destinado en particular a favorecer la inserción económica de las mujeres y los jóvenes en un entorno de trabajo decente, teniendo en cuenta que una parte del programa se refiere a proyectos destinados a contribuir a la fase de reconstrucción de la región de Al Hauz.

Akhannouch y De Croo se congratularon asimismo de los progresos realizados en materia de cooperación judicial, a través del intercambio permanente de experiencias, visitas oficiales y comisiones mixtas, así como de las conclusiones de la última Comisión Mixta en materia civil y penal, celebrada en diciembre de 2023, especialmente la aplicación concreta del Convenio entre el Reino de Bélgica y el Reino de Marruecos sobre asistencia a los presos y traslado de personas condenadas, y su protocolo adicional.

En esta declaración conjunta, las dos partes expresaron su voluntad de promover una cooperación judicial innovadora, conforme a las normas internacionales más exigentes, para la gestión eficaz de los asuntos judiciales transfronterizos.

Los dos jefes de gobierno subrayan el interés común de los dos países en proseguir y reforzar una estrecha cooperación bilateral para luchar contra las amenazas a la seguridad nacional e internacional.

Por lo que se refiere a la cooperación en materia de seguridad, afirmaron su voluntad de desarrollarla aún más, en particular mediante la creación de una estructura de cooperación regular. Asimismo, se han congratulado de la aplicación del convenio de cooperación en materia de lucha contra el crimen organizado y el terrorismo, que entró en vigor en 2022, y del plan de acción 2022-2024 en el ámbito de la cooperación policial.

Los dos jefes de gobierno saludaron los progresos realizados en el ámbito de la cooperación migratoria, en particular la celebración de la 1ª reunión del Grupo Migratorio Mixto Marroquí-Belga y la aplicación conjunta de medidas eficaces.

Teniendo en cuenta el marco institucional de cada parte, subrayaron su voluntad de reforzar aún más la cooperación cultural entre los dos países, que constituye una importante palanca de comprensión mutua y de acercamiento entre las comunidades marroquí y belga.

Las dos partes debatieron sobre las posibilidades de desarrollar aún más la asociación en el ámbito cultural, como el intercambio de experiencias en materia de protección, conservación y promoción del patrimonio cultural material e inmaterial, la cooperación entre museos e institutos especializados en las artes y el patrimonio, y la organización de actividades culturales y artísticas en los dos países.

También se hizo hincapié en la importancia de desarrollar la cooperación entre los dos países en el ámbito del deporte, en particular el deporte femenino. A este respecto, Marruecos felicitó a Bélgica por su candidatura, junto con Alemania y los Países Bajos, para albergar el mundial femenino de 2027.

Sahara, un esfuerzo serio

Por otra parte, Bruselas consideró que la iniciativa marroquí de autonomía, presentada en 2007, como «un esfuerzo serio y creíble de Marruecos y como una buena base para una solución aceptada por las partes».

Esta posición fue expresada en la declaración conjunta adoptada en la 3ª reunión de la Alta Comisión Mixta de Asociación Marruecos-Bélgica, copresidida, este lunes en Rabat, por el Jefe del Gobierno, Aziz Akhannouch, y el primer ministro belga, Alexander De Croo.

De Croo reiteró, en este marco, «el apoyo de larga data de Bélgica al proceso dirigido por las Naciones Unidas para una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable para las partes», reza la Declaración.

En esta ocasión, las dos partes acordaron «la exclusividad de la ONU en el proceso político y reafirmaron su apoyo a la Resolución 2703 (2023) del Consejo de Seguridad de la ONU, que señaló el papel y la responsabilidad de las partes en la búsqueda de una solución política realista, pragmática, duradera y basada en la avenencia», añade la misma fuente.

Reciben a la ministra belga del Interior

Este mismo lunes, el ministro del Interior, Abdelouafi Laftit, recibió en Rabat a la ministra federal belga del Interior, Reforma Institucional y Renovación Democrática, Annelies Jan Louisa Verlinden, acompañada por la secretaria de Estado de Asilo y Migración, Nicole De Moor. Ambos examinaron los medios de reforzar más la dinámica de asociación que estructura la cooperación entre ambas partes, particularmente en materia de seguridad y migración, según un comunicado del Ministerio del Interior.

En el ámbito de la lucha antiterrorista, Laftit recordó la estrategia global del Reino de Marruecos, que combina inseparablemente la lucha operativa y el intercambio de inteligencia con el enfoque preventivo, en particular contra la radicalización, así como los aspectos de reinserción. Respecto a la migración, subrayaron el enfoque holístico y humanista de Marruecos en materia de gobernanza de la migración, que sitúa al migrante en el centro de la acción de las autoridades públicas, de conformidad con las altas orientaciones reales.

Los dos ministros destacaron también el papel del Grupo Migratorio Mixto Permanente (GMPM) creado por ambas partes, que permitirá iniciar avances cualitativos y coordinados, conciliando todas las sinergias y lógicas sectoriales en torno a un enfoque global y equilibrado de la gestión de las migraciones.

Bruselas elogia reformas del Rey Mohammed VI

Finalmente, el gobierno belga elogió las reformas llevadas a cabo por Marruecos, bajo el liderazgo de SM el Rey Mohammed VI, durante los últimos veinticinco años, para una sociedad y una economía marroquíes más abiertas y dinámicas.

Tras reunirse en la 3ª reunión de la Alta Comisión Mixta de partenariado Marruecos-Bélgica, copresidida, este lunes en Rabat, por el jefe del gobierno, Aziz Akhannouch, y el primer ministro belga, Alexander De Croo, Bélgica subrayó la importancia del Nuevo Modelo de Desarrollo, de la regionalización avanzada y de las numerosas y ambiciosas reformas, como la reforma del Código de la Familia (Moudawana).

En el marco de su compromiso prioritario con la región, Bélgica también saluda la Iniciativa Atlántica lanzada por Su Majestad el Rey como «una contribución innovadora a la integración del Atlántico africano y al refuerzo de la cooperación con los países del Sahel», señala la declaración conjunta, añadiendo que «el Atlántico es un punto de enlace entre el Norte y el Sur, África y Europa, y entre el Mediterráneo y el Atlántico».