El Rey Mohammed VI respalda el cuidado familiar en sus políticas sociales en Marruecos

0
177

Comunicado de la Casa Real de Marruecos

Señoras y Señores,

En el marco de tales valores nacionales, que erigen a la familia y a los vínculos familiares en algo sagrado, se inscribe el Mensaje que Hemos dirigido al presidente del gobierno, sobre la revisión del Código de la familia.

En efecto, según la Constitución, la familia es la célula fundamental de la sociedad, por ello nos empeñamos en facilitarle todo cuanto procura su cohesión.

La sociedad será buena y útil cuando sus familias lo sean también, y además sean equilibradas; si ésta se desintegra, la sociedad pierde su brújula. Por ello, obramos por protegerla mediante grandes proyectos y reformas como puede ser la obra de generalización de la protección social, que consideramos como un soporte básico para nuestro modelo social y de desarrollo.

En este sentido y con la ayuda de Dios, procederemos, a finales de este año, a la puesta en marcha del programa de apoyo social directo.

Por otra parte, y como materialización de los valores de solidaridad social, tan arraigados entre los marroquíes, Hemos decidido no limitar este programa a los subsidios familiares, sino que nos Hemos empeñado en que abarque también a determinadas categorías sociales necesitadas.

Este apoyo estará destinado a los niños en edad escolar, así como aquellos con discapacidades o recién nacidos; además de las familias necesitadas y en situación precaria, sin hijos en edad escolar, especialmente aquellas que se hacen cargo de personas mayores.

Gracias a su acción directa, este programa contribuirá a elevar el nivel de vida de las familias concernidas, así como a combatir la pobreza y la precariedad y a mejorar los índices de desarrollo social y humano.

Cuando una sociedad es muy solidaria e inmune contra las emergencias y mutaciones coyunturales, crece su producción y crecen sus iniciativas.

En este sentido, Hemos dado Nuestras orientaciones al Gobierno para implementar este programa, conforme a una visión integral, en el marco de los principios de la Ley-Marco sobre la protección social aprobada por el parlamento.

La implementación de este programa ha de llevarse a cabo de manera escalonada, tomando en consideración el desarrollo de los fondos asignados, y determinando el nivel óptimo de cobertura, el monto de las transferencias y las modalidades de su gestión.

Asimismo, esta implementación debe ser modélica, tomando como base el sistema de beneficiarios establecido por el Registro social unificado y aprovechando la eficiencia que ofrecen las nuevas tecnologías.

En este contexto, insistimos en el necesario respeto de los principios de solidaridad, transparencia y equidad, aportando el apoyo a las personas que lo merezcan.

Asimismo, invitamos al Gobierno a obrar para dar prioridad a la racionalización y eficiencia de los programas de apoyo social existentes actualmente, asegurando la sostenibilidad de los medios de financiación.

Insistimos igualmente en la necesidad de adoptar una buena gobernanza de este proyecto, en todas sus dimensiones, estableciendo un mecanismo especial de seguimiento y evaluación, que garantice los motivos de un desarrollo y evaluación permanente.

Bien conocéis, Señoras y Señores, el papel que el Parlamento desempeña en la difusión y plasmación de estos arraigados valores y en la puesta en marcha de los grandes proyectos y reformas, manteniendo la movilización y vigilancia en defensa de las causas nacionales y de los intereses supremos de la Nación.

Para finalizar, nada mejor que las palabras de Dios el Altísimo cuando dijo: “Y dirán: alabado sea Dios que nos ha quitado todo pesar; Él es misericordioso y agradecido” (Sagrado Alcorán).

Wassalamou alaikoum warahmatoullahi wabarakatouh».

 

Con información de MAP