El fuego se traga el 80% de habitats naturales en Australia

0
438

A una semana de concluir el primer mes del 2020, se habla de un 80 por ciento de destrucción del habitat de al menos 327 especies protegidas de animales y plantas. De acuerdo con informes del el Ministerio australiano del Medioambiente, los incendios amenazan a 272 especies de plantas, 16 mamíferos, 14 ranas, 9 aves, 7 reptiles, 4 insectos, 4 peces y una araña.

La dependencia agregó que 31 especies de las 327 han sido clasificadas bajo las leyes como «en peligro crítico», otras 110 como «en peligro» y 186 como «vulnerable» y por si fuera poco, los siniestros también han impactado a cuatro especies de aves migratorias que aún no han sido clasificadas como en peligro.

Todo esto sucede en momento en que ni las mismas autoridades han logrado identificar las causas que han propiciado el fuego.

«El estatus de algunas de estas especies tendrán que ser revisadas por el Comité Científico de Especies Amenazadas una vez que se entienda mejor el impacto», señala el Ministerio en su portal.

Australia acoge a una gran variedad de animales únicos en su territorio continental, con unas 300 especies nativas incluidos marsupiales como los canguros y los koalas, monotremas como los ornitorrincos y los equidnas, y los placentarios como los dingos. De estas, unas 244 especies o el 81 por ciento por ciento se encuentran sólo en ese país.

Sólo para que lo recuerden: desde el 1 de agosto de 2019 hasta el 13 de enero de 2020, las llamas han arrasado con una superficie de más de 80.000 kilómetros cuadrados, equivalentes a un territorio mayor al que ocupa Irlanda.  Han cobrado la vida de 29 personas y afectan a más del 80 por ciento de las áreas donde se distribuyen algunas de las especies.

Investigadores de la Universidad de Sídney estiman que los incendios forestales han afectado a más de mil millones de animales, entre ellos a una gran cantidad de koalas, que están en peligro de extinción en la costa este de Australia.

En la actualidad arden más de un centenar de incendios en el este y sur del país. Han producido lluvias torrenciales e inundaciones, incluso tormentas de arena y granizo en algunas zonas, pero no son suficientes para apagar las llamas.

Esta ha sido considerada como la temporada de incendios forestales más grave y larga que incluso puede extenderse hasta marzo, cuando acabe el verano austral.

Con información de Deutche Welle

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here