Carta abierta a los eurodiputados sobre las violaciones sistemáticas de los derechos humanos en los campamentos de Tinduf en el suroeste de Argelia

0
176

Carta abierta a los eurodiputados sobre las violaciones sistemáticas de los derechos humanos en los campamentos de Tinduf en el suroeste de Argelia

Argelia considera a los saharauis marroquíes (así como a otros procedentes de la región del Sahel) «refugiados» en su territorio. Marruecos, sin embargo, los considera «poblaciones secuestradas» detenidas contra su voluntad en los campamentos. A pesar de considerarlos «refugiados», Argelia no les aplica la Convención de Ginebra de 1951 ni el Protocolo de 1967. Además de estar «almacenados», se controla su libre circulación y no se les permite ir a terceros países ni tener un empleo remunerado. El «almacenamiento» es contrario al espíritu y la carta del derecho internacional de los refugiados.

A pesar de las llamadas regulares del Consejo de Seguridad de la ONU y del ACNUR para que Argelia cuente y registre a los «refugiados» saharauis según lo estipulado por el derecho internacional, la identidad y el número de estos presuntos refugiados sigue siendo un misterio. En su nota del 28 de septiembre de 2018, ACNUR confirmó que la cifra oficial de planificación de los «refugiados saharauis en los campamentos de Tinduf en Argelia es 90.000”. «Desde 2006, esta cifra se ha complementado con 35.000 raciones adicionales.» «Sin embargo, el ACNUR seguirá dependiendo de esas cifras hasta que se lleve a cabo un registro completo.» Las 35.000 raciones adicionales se añadieron para hacer frente a los efectos de las inundaciones sobre los más vulnerables y se han mantenido para hacer frente a desastres naturales como inundaciones o sequías graves. Argelia y el Polisario afirman que un mayor número de refugiados vive en los campamentos y recibe ayuda humanitaria a la luz de esas estimaciones exageradas. Pero se niegan continuamente a contar y registrar a los «refugiados» a pesar de las constantes llamadas de ACNUR y el Consejo de Seguridad de la ONU. Hay pruebas anecdóticas que confirman la venta de parte de la ayuda humanitaria por oficiales del Polisario en el mercado negro del sur de Argelia y la región del Sahel.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here